martes, 29 de septiembre de 2009

Amar en martes



El nuevo libro de Angélica Morales ya ha salido a la luz. Ya se puede “AMAR EN MARTES” o en domingo al atardecer. Eso ya es opcional. Seguiremos informando sobre sus huellas de carmín.

Como ella misma dice: "Saludos de gata sobre el tejado de zinc (¡¡calieeeente!!)"

lunes, 28 de septiembre de 2009

NO-DO Y UNA



Hace mucho, mucho tiempo, inventé ese nombre de NO-DO Y UNA como la productora de los vídeos pre-festivos que hacíamos en la Peña El Ajo (Teruel). Hoy lo rescato (e ilustro) para que sea la cabecera de la sección de noticias frescas del blog invisible. Eso sí, habrá que esperar a las noticias frescas o incluso a las congeladas para que la sección se alimente.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Pixel Wild Child : ilustre ilustradora que me ilustra



De nuevo de paseo por Flickr. Hoy no regreso al velero Leuret con fotografías, sino con unas maravillosas ilustraciones de Pixel Wild Child. También es altamente recomendable visitar su blog. Y si os gustan sus ilustraciones también disfrutaréis de sus creaciones para papel.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Soluciones de los setenta para la crisis y el paro



En los setenta del siglo pasado ya hubo una crisis mundial (parece que con más base real de inicio que ésta de ahora, intangible y sospechosa). En aquellos años se agudizó el ingenio para salir del mal momento y del paro ideando nuevos puestos de trabajo. En este caso las ventajas son múltiples: trabajo al aire libre, conoces gente, estudios de anatomía gratuitos...

domingo, 20 de septiembre de 2009

Placa honorífica



Por fin un reconocimiento, además del que todos los años me hace el equipo médico habitual.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Merkley???


En mis paseos por Flickr, siempre hago una paradita en la galería de Merkley???

Su originalidad en las composiciones, el color de su fotografía, la temática kitsh... En fin, ¿qué más os puedo decir salvo que la visitéis conmigo?

jueves, 10 de septiembre de 2009

Victor Noir y sus benéficos efectos sobre las mujeres




Dita Von Teese y Victor Noir

El grumete Sebastián está preparando unas conferencias en la Isla de Santo Estéfano, para su único habitante y sus acompañantes suecas del velero Leuret. Os dejo una pequeña muestra de lo que tratan:

En España, antaño católica, apostólica, romana, las peticiones de novio (y sexo) se hacían al cordón de San Antonio de Padua. San Cucufato no tuvo tanta suerte a la hora de pedir deseos. En realidad ya se realizaban esas peticiones en ritos "paganos" que los cristianos, como tantas cosas, copiaron para su provecho. Según anoto de esta breve historia sacada de internet, el santo no tenía tanta suerte si no cumplía los deseos de las peticionarias: "A través de los años - y ya en desuso por la vida en los tiempos modernos- el ansia de casamiento de las muchachas, de un tiempo en que la mujer era esencialmente destinada al hogar, al amor y la procreación de los hijos, se llevaba a someter al Santo - a través de su imagen- a verdaderos suplicios, de los que sólo se podría librar atendiendo tan urgentes e insistentes pedidos. Así era solo colocarlo de cabeza para abajo y esperar que el ansiado novio apareciera. Pero no siempre el Santo parecía dispuesto a cumplir los pedidos. Nuevas esperanzas se encendían y una nueva embestida contra el Santo paciente y mudo. La imagen era enterrada hasta el cuello, y el pedido era hecho bajo la amenaza de no ser liberado hasta que el asunto no estuviera resuelto con la aparición del pretendiente deseado".

En fin, regresanto al tema carnal. Los deseos de las españolas estaban tan desaforados que normalmente los cordones de los santos aparecían bastante sobados y ajados, y muchos curas intentaban eliminar esa práctica de sus pecadoras feligresas. Al fin y al cabo un novio sirve para lo que sirve, ¿no?

En Francia tienen otras costumbres. "Lo verde empieza en los Pirineos", decía una película hispana de arte y ensayo (¿o era arte y confección?) de los años 70 del siglo pasado. Y allí encontramos la historia de la tumba de Victor Noir y sus benéficas aportaciones para los deseos íntimos de quién cumpla el rito que les describo a continuación. Victor Noir (su nombre real era Yvan Salmon), nacido en 1848, fue un periodista revolucionario francés que atacó duramente al segundo Imperio (de Napoleón III) . Victor murió a los 22 años tras un duelo con Pierre Bonaparte, primo del emperador. Hubo una gran indignación popular tras su muerte.


En 1891 se trasladó su cuerpo al cementerio de Père-Lachaise, uno de los más grandes de París. El escultor Aimé-Jules Dalou realizó la famosa estatua en bronce, objeto de esta conferencia y de la pervesión de los obsesos por el sexo (entre los que me encuentro, si localizo la brújula, claro). Realizada a tamaño natural, recoge a Victor en el suelo, tras recibir el mortal disparo en el duelo con Pierre Bonaparte.


Lo curioso es que muy pronto, surgió la convicción, al ver el brillo del bronce en esa zona anatómica de la estatua, de que tocando y/o besando (por este orden) la punta de sus zapatos, sus labios y sus genitales, los deseos sexuales se cumplirían para el que lo hiciera con verdadera pasión. Eso se disimula diciendo que tendrán esposo en menos de un año o se quedarán embarazadas. Pero el tema es el tema. Muchos estudiantes de finales del siglo XIX difundieron (con la complicidad del guarda del cementerio) esta leyenda para ver a las mujeres como tocaban al representado.




La broma se convirtió en costumbre y ha permanecido hasta nuestros días. Desde entonces, el brillo del bronce en esa zona ha aumentado. Una de dos, o es que cumple lo que se le pide ,o realmente hacerlo con la estatua es más satisfactorio (como vemos a la mujer de la serie fotográfica que acompaña esta entrada).


Además, y como regalo de fin de verano, tenemos el vídeo de nuestra adorada Dita Von Teese en el lugar. Está claro: el fetichismo no tiene fronteras... ¡salvo que lo impida el miedo a la gripe A!

uf...

(Fan mimetizada con Victor Noir...)

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Insurrección francesa anti-Sarkozy


El poder de los libros siempre ha asustado a los poderosos. Y desde que el presidente francés Nicolas Sarkozy maldijera públicamente el clásico libro de Madame de Lafayette, las ventas se han disparado y su fuerza frente al poderoso, ha aumentado. No sé si alabar la acción o aplaudir también a los departamentos de márketing de las editoriales que han vuelto a sacar el clásico de sus almacenes. En Francia siempre parece que nos llevan cierta ventaja cultural, y que se inicie una campaña de este tipo con la lectura de un clásico, sí que es una muestra de su elegancia natural. De momento el libro sigue formando parte del recorrido de lecturas habitual en las escuelas e institutos, pese a que el presidente, ni corto ni perezoso (pues para lo primero gasta tacones a lo Raphael, y para lo segundo hace footing a la hora de la siesta hispana), quiere eliminarlo por "peligroso" (en realidad dijo que por pesado, enrevesado y poco útil para la juventud francesa, oh la lá).



Lo curioso es que se ha acompañado al aumento de las ventas, la distribución de unos "pins" con el lema "Yo leo la Princesa de Clèves", que me recuerda levemente a esas camisetas valencianas del "Rita, ¿el papa sabe lo tuyo?". Las chapas están en todas partes, incluso en algún cajón de la mesilla de Carla Bruni. Ambos agotan cada tirada que sale al mercado y a la calle.



martes, 8 de septiembre de 2009

¿Prisas? los japoneses le ayudan

No hay dudas posibles. Unos cuantos programas de televisión japonesa y le solucionamos los problemas de tener que ir a 3 trabajos al día para superar la crisis. ¿No tiene tiempo? Eso era antes de ver cómo lo hacen en el lejano oriente:




lunes, 7 de septiembre de 2009

En ruta: Isla de Santo Estefano



Por fin averiguamos el rumbo del capitán de este velero invisible llamado Leuret. Anoche atracamos en la Isla de Santo Estéfano, en el Mar Tirreno, para saludar al llamado guardián de los muertos, Gennaro Matrone (ver en este enlace un artículo sobre nuestro protagonista publicado en 2006). Gennaro fue uno de los antiguos carceleros de esta histórica cárcel (en la que estuvo, entre otros, el que fuera presidente de la república de Italia, Sandro Pertini) que cerró sus puertas en 1965. En el año 1993 decidió regresar 10 meses al año para cuidar a los "muertos" de la prisión.



Tengo especial predicilección por las islas diminutas, solitarias. ¿Por qué hay personas que se prendan de ellas hasta el punto de abandonarlo todo y pasar allí meses y meses en soledad? Bueno, soledad a medias, porque tras su abandono ha tenido varias "visitas", como las del equipo de rodaje de L'Urlo, una película de Tinto Brass, de las que le gustan a nuestro cinéfilo (o cinéfalo, segun se mire) grumete Sebastián. Por eso conocimos la isla en uno de nuestros anteriores viajes por el Mediterráneo.

Es otra más de las extrañas conexiones de este velero fantasma.


miércoles, 2 de septiembre de 2009

Nuevos collages sin colágeno del señor Ubé (1)

El señor Ubé no ha parado desde que zarpamos con rumbo desconocido en el velero Leuret. Las pasiones encendidas del camarote del grumete Sebastián le hacen refugiarse más en sus papeles y en sus tijeras. Él es así. Os dejo una primera muestra de su trabajo. Mañana más.










martes, 1 de septiembre de 2009

sueños del Grumete Sebastián

Nuestra fierecilla sin domar, el Grumete Sebastián, se dedica últimamente a plasmar en imagen sus sueños y perversiones. Aquí tenemos uno de ellos que, sin duda, comparto : Un largo viaje en tren (parecido al Huesca-Valencia) con sus pasajeras correspondientes.


El segundo: Visitar París con Mariloli Kaplan, una espía del Mi-16, oculta bajo la personalidad de una taquillera del Moulin Rouge:




Y, por último, ser médico, tener una consulta y que un día aparezca en ella Sophia Loren con sanas intenciones para su reconocimiento ((lo de tener la cara de Peter Sellers es opcional) :