jueves, 29 de enero de 2015

José Ubé Abril


No encuentro palabras, frases rebuscadas para un momento tan doloroso como éste. Sólo puedo decirte lo que de verdad siento, que te quiero, te quiero mucho, y que no puedo más que darte infinitamente millones de gracias por todo lo que nos has dado.
Sigues con nosotros y sigues también en nuestro Teruel, del que eres parte fundamental de su vida y su historia.
Pongo aquí una de las fotos que más me gustan contigo, un día trabajando en casa, mano a mano, cepillando la madera junto al maestro. Y la última foto que nos hicimos en la pasada navidad, sin saber que los días negros iban a venir en breve. No puedo escribir más. No refleja ni de lejos lo que siento en este momento.

12 comentarios:

  1. Lo siento mucho, me he enterado gracias a tu blog, soy amiga de tu hermana Ana.
    Un abrazo. Yo también estoy aquí, luchando porque mi madre se vaya lo más tarde posible con la mejor de las vidas posibles. Y se me escapa de las manos. Ánimo. Voy a escribirle a tu hermana a la Biblioteca. No tengo otro modo de contactar con ella.
    Un abrazo. Lucía Pérez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lucía. Y mucho ánimo a ti también en estos trances tan duros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Tu lo dices José Manuel, historia de Teruel que siempre permanecerá, un abrazo, ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Jose, lo siento mucho. Me puedo imaginar cómo querías a tu padre por la forma en que siempre hablabas de él. Relájate ahora y continúa pronto con tus cosas, que nos fascinan. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Me entero por la casualidad de haber entrado en Facebook (casi nunca lo abro) buscando una dirección. Siento mucho ese dolor tan profundo que significa la pérdida de un padre. Lo conocí hace muchos años, viviendo en Teruel, y, aunque lo traté poco, me pareció una buena persona. Te ruego que transmitas mi pesar a toda la familia. Javier Aguirre.

    ResponderEliminar
  5. Lo cierto es que nunca es fácil decir adiós a quienes queremos. Lamentablemente la muerte es un camino que todos recorreremos, pero creo en que tu padre y el mío ahora mismo se estarán riendo desde allá arriba y con ese humor que a ambos les caracterizaba... Así que estarán formando un buen revuelo! :)

    Como ya te dije, siempre se van los mejores, pero también soy consciente de que nos queda su legado y que siempre vivirán en nuestros corazones. Un abrazo muy fuerte Jose Manuel!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Salvador. Están con nosotros, sin duda.

      Eliminar