miércoles, 25 de julio de 2007

Censura e intolerancia. Algunos bibliotecarios opinan al respecto = Cenzuro kaj netoleremo. Kelkaj Bibliotekistoj opinis pri ĉi tio.

Los siguientes mensajes aparecieron en la lista de correo IWETEL, especializada en el mundo bibliotecario y documentalista. El tema del secuestro de la revista "EL JUEVES" ha causado en nuestro ambiente bastante revuelo ya que ha tocado especialmente la fibra de los bibliotecarios en lo referente a la censura y "libros prohibidos". Les dejo una pequeña muestra de lo que se cuece por aquí:

(Mensaje de Tomás Biaget)

Estimados colegas:

Quiero felicitar a Pedro López López por su valiente denuncia contra una de las instituciones más represoras y censuradoras de todos los tiempos: la Iglesia Católica. Los que ya pasamos de los 60 y tuvimos que vivir la adolescencia y la juventud bajo la nefasta alianza católico-franquista recordamos indignados las mentiras y las torturas psicológicas a las que fuimos sometidos.

Éste es un país aborregado en el que ni la Iglesia ni la monarquía (impuesta por la gracia de Dios) pueden ser tocados.

Hemos montado (con razón) un cirio por el secuestro de "El Jueves" y en cambio aguantamos como si no fuera con nosotros el secuestro de nuestras mentes que esa gente nos ha perpetrado durante siglos, y lo que es peor, pretende seguir haciendo.

Creo que ya es hora de dejar de tener tanto síndrome de Estocolmo y tanta tolerencia con esos retorcidos malvados.

Se impone una reacción, pacífica evidentemente, ante esa imposición que, no porque estemos acostumbrados a tenerla, tenga que ser aguantada por más tiempo. Señores: somos humanos y además universitarios, y se supone que pensamos. Ya basta de cesión continuada de nuestros derechos a la libertad de pensamiento. Ya basta de que siempre nos hagan sentir "culpables" de algo.
¿Cómo se permite esa gente a estas alturas todavía prohibir libros? ¿Cómo se atreve esa gente a arrogarse la verdad absoluta? Pienso que el pobre Karl Marx se quedó muy corto con eso de que "la religión es el opio del pueblo". La religión es muchísimo peor, pues no sólo lleva a la pasividad y al aletargamiento, sino que cercena y capa el posible progreso. Y de eso tengo cierta experiencia.

Parece que el vergonzoso Index Librorum Prohibitorum
sigue existiendo en la práctica.

Leed también, si no lo habéis hecho, esta nota del blog de Marcos Ros:


Gracias, Pedro López López, por contribuir a que algunos abramos más los ojos: tolerancia cero con la mentira, la censura y el aborregamiento colectivo.

Tomàs Baiget

------------------------
[...]
No obstante, si hubiera que llevar la cuestión por estos derroteros, os voy a indicar algo mucho más grave que está ocurriendo en nuestro país. La Iglesia Católica está todos los días injuriando a los laicos acusándolos de querer la ruptura de España y de disolver los principios morales de la sociedad. Creo que el Fiscal General del Estado tiene un buen trabajo que hacer aquí, dado que estas manifestaciones de la Conferencia Episcopal y de unos cuantos obispos son claramente injuriosas para los que no somos creyentes y para los que queremos una educación laica.
Y la cosa no queda sólo ahí; el artículo 515 del código penal dice que se consideran ilici
tas las asociaciones "que promuevan la discriminación, el odio o la violencia contra personas, grupos o asociaciones por razón de su ideología, religión o creencias...". Quizás entre los acuerdos Estado-Santa Sede esté incluida la exención de la Iglesia ante conductas penales. De otra manera no se comprende el discurso de odio contra el laicismo, al que la Conferencia Episcopal identifica nada menos que con el Mal y al que se le culpa de la posible destrucción de España, de la corrupción moral de la ciudadanía y de toda suerte de desastres contra este país. ¿Por qué esto no es perseguido de oficio por la Fiscalía General del Estado?.
A mí me parece muy claro que la Conferencia Episcopal y el clero tramontano que la soporta están promoviendo el odio contra los que defendemos el laicismo. Si este discurso sigue calando, ¿cuánto tardaremos en ver que los libros sobre laicismo o de orientación laica no entran en las bibliotecas? Sabemos que determinandos gobernantes, o potenciales gobernantes, se identifican absoluta
mente con este discurso cargado de odio, de discriminación y de intención de dividir a la sociedad.

Saludos

Pedro López López

Ilustramos el tema con algunas imágenes del maravilloso libro de los hermanos Bécquer: Los Borbones en pelota, que pueden verse en el blog de Cretinolandia (allí hay más, no se las pierdan):





1 comentario:

  1. Como siga por ese camino se va a condenar...

    ResponderEliminar